“Algunas personas no dan nada. Otras solo la mitad. MEJOR 2”

Información de la Campaña

 Ante el inicio de la campaña anual de la Renta, Cáritas vuelve a proponer a todos los contribuyentes el mismo mensaje que viene lanzando en los últimos años: la oportunidad de marcar la “X” de manera conjunta las dos casillas solidarias de la Asignación Tributaria, la destinada a la Iglesia católica y la de Actividades de Interés Social. Se trata de un sencillo gesto con el que, sin coste añadido alguno, cada ciudadano puede duplicar su solidaridad con las personas más vulnerables.

Bajo el lema « Algunas personas no dan nada. Otras solo la mitad. MEJOR2», Cáritas ha editado diversos materiales de difusión para recordar a los declarantes la posibilidad que tienen de multiplicar por dos su compromiso solidario a través de la Declaración de la Renta. Y es que, al marcar ambas opciones de forma simultánea, los ciudadanos pueden colaborar a la vez con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para financiar una parte de su labor solidaria.

Muchos contribuyentes desconocen que tienen la posibilidad de marcar conjuntamente las dos casillas solidarias en la Declaración de la Renta, una opción que en ningún caso afecta al resultado de la declaración, tanto si es ingresar como a devolver.

Cáritas recibe fondos de ambas casillas para sus programas sociales

Cáritas, como entidad del tercer sector de acción social, recibe fondos para sus proyectos sociales aportados por los contribuyentes a través de la casilla de “Fines Sociales”.

Al mismo tiempo, como Confederación oficial de las entidades de acción caritativa y social de la Iglesia católica en España, Cáritas recibe también apoyo financiero tanto de la Conferencia Episcopal Española como de las 70 Diócesis españolas, parte de cuyo sostenimiento procede de las aportaciones procedentes de la casilla destinada a la Iglesia católica.

Gracias a esta íntima colaboración, Cáritas sostiene buena parte de su densa red de centros y servicios que funcionan a través de las parroquias y diócesis de toda España, donde el año pasado pudo acompañar y acoger a 1.975.000 personas.

Este apoyo de toda la Iglesia también es vital para impulsar las acciones de lucha contra la pobreza que Cáritas Española desarrolla en terceros países, de las que se beneficiaron otros 2.080.000 millones de personas en África, Asia y América Latina.